Las heces pueden tornarse verdes por diferentes razones, estas incluyen comer muchas plantas altas en clorofila, como espinacas o col rizada, tomar un tratamiento de antibióticos o una infección bacteriana. Aunque raras veces es causa de preocupación, se debería analizar los cambios en el color de las heces.

Las heces son generalmente café, pero, algunas veces, pueden ser verdes, rojas, negras, amarillas o cualquier color en esa gama. Muchos de estos cambios de color no son un indicio de una condición médica, pero algunas pueden ser una señal de algo más grave.

Este artículo discute el color de las heces, lo que significa y cuándo hablar con un médico.

Datos básicos sobre el color de las heces

A continuación, encontrarás algunos puntos clave sobre el color de las heces. Encontrarás más detalles e información de apoyo en el artículo principal.

  • Ciertos alimentos y bebidas pueden tener un efecto significativo en el color de las heces
  • Las heces pueden tornarse verdes debido a la diarrea
  • Los cambios a largo plazo en el color de las heces debería examinarlos un médico

A man is inspecting the inside of a toilet.Share on Pinterest
¿El color verde indica enfermedad? Existen muchas razones por las que las heces pueden cambiar de color.

¿Qué hace que las heces se tornen verdes? Las heces verdes usualmente son el resultado de una alta cantidad de vegetales de hoja verde en la dieta de una persona. Especialmente, es la clorofila en las plantas la que produce el color verde. Alternativamente, los niños pueden tener heces verdes después de asistir a una fiesta de cumpleaños en donde hayan comido pastel decorado con una crema que contenga colorante artificial.

Las dietas son, por mucho, la causa más común del color verde en las heces, pero existen más; las personas que no comen muchos alimentos verdes o colorante vegetal deberían tener cuidado, ya que las heces verdes pueden tener una causa más grave.

Pigmento de bilis: Las heces pueden ser verdes debido al pigmento de bilis. Si los alimentos pasan muy rápido a través del intestino, es posible que el pigmento de bilis no se descomponga lo suficiente. Una causa potencial de esto es la diarrea.

Antibióticos: Un tratamiento de antibióticos cambia los tipos de bacteria que existen en el intestino. Debido a la influencia de las bacterias en el color normal de las heces, un cambio en la bacteria puede significar un cambio en el color de las heces, con frecuencia, a verde.

Ciertos procedimientos médicos: Por ejemplo, si se rechaza un trasplante de médula ósea, esto puede ocasionar la enfermedad de injerto contra huésped. Una de las consecuencias de esta condición es la diarrea y las heces verdes.

Parásitos y bacterias: Ciertos patógenos pueden ser la causa de que las heces se tornen verdes, incluso la Salmonella bacterium, la Giardia (un parásito a base de agua) y el norovirus. Estos huéspedes no deseados pueden ocasionar que los intestinos trabajen más rápido de lo normal, lo que afecta el color de las heces.

Las personas que piensan que sus heces verdes no son el resultado de una dieta rica en vegetales y colorante vegetal verde para alimentos deberían discutirlo con su médico.

El color normal de las heces debería ser café claro a oscuro. Hay una sustancia de los glóbulos rojos llamada bilirrubina que se descompone y termina en los intestinos. Luego, las bacterias se dispersan y la hacen ver color café.

Entonces, ¿qué significa cuando el color de las heces cambia repentinamente y cuáles son algunas de las posibles causas?

Los cambios en la dieta pueden producir diversos colores de heces; esta es la causa más común. Comer remolachas, vegetales verdes (debido a su alto contenido de clorofila) o regaliz puede cambiar significativamente el color de las heces. Beber Guinness (cerveza negra) o bebidas que contienen demasiado colorante, como Kool-Aid, puede tener un efecto similar.

Sin embargo, existen causas más serias para el color de heces que no sea café, lo cual debería tratarse inmediatamente al detectarlo.

A continuación, encontrarás una breve lista de posibles enfermedades que pueden cambiar el color de las heces:

  • desgarros en la pared del ano
  • enfermedad de la vesícula
  • enfermedad celíaca
  • colitis ulcerativa, una condición en donde la capa superior del recubrimiento del intestino grueso se inflama
  • enfermedad de Crohn, una condición en cual todo el intestino grueso puede inflamarse
  • tumores
  • enfermedad diverticular, una condición en la que se forman bolsas en el intestino
  • infecciones, las bacterias y parásitos pueden cambiar el color de las heces; por ejemplo, la Salmonella y la Giardia pueden ocasionar heces verdes
  • cáncer
  • hemorroides
  • sangrado del intestino

Es difícil relacionar consistentemente un color preciso con cada enfermedad. Sin embargo, existen algunas características generales que pueden servir de guía.

  • Heces rojizas, pueden ser ocasionadas por sangrado en el intestino bajo o recto.
  • Heces amarillentas, grasosas, olorosas, pueden indicar una infección en el intestino delgado. También podrían ser señal de exceso de grasa en las heces debido a un trastorno de mala absorción o enfermedad celíaca, por ejemplo.
  • De color blanco, claro o arcilla, esto puede indicar falta de bilis en el cuerpo, posiblemente por un conducto biliar obstruido. Ciertos medicamentos también pueden ocasionar esta decoloración, como subsalicilato de bismuto (por ejemplo, Pepto-Bismol) y otros medicamentos antidiarreicos.
  • Negro o café oscuro, podría indicar sangrado en el tracto digestivo superior, por ejemplo, en el estómago. Alternativamente, este color podría ser ocasionado por los suplementos de hierro o el subsalicilato de bismuto.
  • Rojo claro, sangrado en el tracto digestivo bajo (recto, por ejemplo) o, comúnmente, hemorroides. Alternativamente, puede deberse al colorante vegetal rojo, arándanos, remolachas (betabel), productos a base de tomate, gelatina roja o bebidas con colorante vegetal rojo.
  • Verde, comer grandes cantidades de colorante y vegetales verdes; un tratamiento de antibióticos o una infección por bacterias.

Es importante que las personas visiten a un médico si cualquier decoloración persiste, en lugar de intentar resolverlo por sí mismas.

Share on Pinterest
La inflamación del intestino puede ocasionar hemorragia rectal.

Es importante saber qué observar con relación a las causas más graves de la decoloración de las heces. Esto puede incluir condiciones como diverticulitis, enfermedad de Crohn y cáncer, lo cual usualmente se manifiesta con sangrado del ano.

Los síntomas importantes a observar incluyen:

  • heces oscuras, alquitranadas
  • grandes cantidades de heces a través del recto
  • sangre en la taza del inodoro
  • picazón en el ano
  • vasos sanguíneos inflamados en el recto
  • pequeños desgarros en la piel del ano
  • urgencia de defecar, aun cuando el intestino esté vacío
  • que se desarrolle un pequeño canal entre el extremo del intestino y la piel del ano

Al igual que cualquier traza en las heces o sangrado general del ano, pon atención a cualquier otro síntoma relacionado con la decoloración de las heces. Estos incluyen mareos, desvanecimientos, náusea o vómitos, especialmente si el vómito también contiene sangre.

Las personas deberán buscar el consejo de un médico inmediatamente si persiste cualquiera de estos síntomas. Las causas comunes del sangrado rectal incluyen:

  • hemorroides
  • desgarros en la pared del ano
  • fístula anal, un pequeño canal se desarrolla entre el extremo del intestino y la piel del ano
  • angiodisplasia, vasos sanguíneos inflamados en el intestino
  • gastroenteritis, inflamación del intestino
  • enfermedad diverticular
  • cáncer colorrectal (cáncer del colon y recto)

Las causas menos comunes del sangrado rectal incluyen:

  • fármacos que tratan los coágulos
  • enfermedad intestinal inflamatoria
  • pólipos intestinales, pequeñas protuberancias que usualmente son inofensivas
  • infecciones de transmisión sexual (ITS)

Es importante observar rápidamente las heces antes de dejarlas ir en el inodoro. Las heces son un buen indicador de si el sistema digestivo está trabajando adecuadamente. Si existe alguna enfermedad en el cuerpo como las mencionadas anteriormente, estas pueden dar un indicio.

Según el Cuadro de heces de Bristol, existen siete formas y formaciones que caracterizan tus heces. Cada una denota algo sobre la dieta o cuerpo de una persona.

El Cuadro de Heces de Bristol

  • Tipo 1: Separadas, grumos sólidos, parecido a las nueces (con frecuencia, difíciles de evacuar)
  • Tipo 2: Con forma de salchicha, pero grumosas
  • Tipo 3: Con forma de salchicha, pero con grietas en la superficie
  • Tipo 4: Similar a la salchicha o serpiente, blandas y lisas
  • Tipo 5: Bola suave con bordes claros (fáciles de evacuar)
  • Tipo 6: Piezas esponjosas con bordes irregulares, blandas
  • Tipo 7: Piezas acuosas, no sólidas (totalmente líquidas)

Como regla general, el tipo 3 y 4 son las heces ideales ya que son fáciles de evacuar sin ser muy acuosas. El tipo 1 o 2 significa que una persona probablemente está estreñida. El tipo 5, 6 o 7 indica que una persona probablemente tiene diarrea.

Este cuadro ayuda a los médicos a identificar los problemas, al igual que a medir el tiempo que le toma a los alimentos pasar a través del sistema digestivo. La forma de las heces también puede ayudar a los médicos a realizar un diagnóstico correcto.

Lo más importante que se debe hacer para regular el color de las heces es comer sano. Como discutimos anteriormente, el color ideal de las heces es de café claro a oscuro. Algunas personas que consumen una gran cantidad de verdes en su dieta pueden defecar también de este color.

Las heces verdes no son usualmente una causa de preocupación. Sin embargo, es importante que las personas controlen el color y la textura de sus heces. Cualquier persona que se preocupe por el color de sus heces debería discutirlo con su médico.

Leer el artículo en Inglés.